Connect with us
09/08/2022 - 6:20 am

Internacional

Corte Suprema divide EU por su deriva conservadora

Una prueba del clima que reina en la corte es que el anteproyecto sobre el aborto fue filtrado en mayo, cuando la Corte Suprema es conocida por proteger celosamente el secreto de sus deliberaciones

Publicado

El

Aborto, porte de armas, libertades religiosas: la Corte Suprema de Estados Unidos ha dado, desde su remodelación por Donald Trump, un giro a la derecha que erosiona su legitimidad y pauta su funcionamiento interno. 

Sus integrantes “se supone que deben interpretar la ley, no hacer política y, sin embargo, eso es lo que hacen”, lamentó Kim Boberg, una informática de 49 años entrevistada el viernes por la AFP frente al edificio de mármol blanco que alberga al templo de la ley en Washington. 

Como ella, los manifestantes que acudieron a protestar contra decisiones de los jueces supremos fueron mantenidos a distancia por altas vallas, símbolo de la ruptura entre la venerable institución y la mayoría de los estadounidenses. 

Solo el 25% de los ciudadanos tiene confianza en la institución, un mínimo histórico, según una encuesta del Instituto Gallup publicada el 23 de junio, antes de que se dictaran sus decisiones más controvertidas. 

El jueves, la mayoría conservadora del tribunal defendió el derecho a portar un arma en público, aunque el país todavía se está recuperando de varios tiroteos mortales, uno de ellos en una escuela en Texas en el que murieron 19 niños. 

Y un día después revocó el derecho al aborto, vigente desde hace casi 50 años y respaldado por el 60% de los estadounidenses. Las clínicas de Misuri y Dakota del Sur, entre otras, cerraron de inmediato. 

Divididos en dos campos

De manera menos visible, sus seis jueces conservadores (sobre un total de nueve), tres de los cuales fueron designados por Donald Trump, también han otorgado “un lugar más importante a la religión en la vida pública”, recuerda Steven Schwinn, profesor de derecho en la Universidad de Illinois. 

Esta mayoría derechista, que lleva dos años al frente del tribunal supremo, avanzó primero con cautela pero “ya no se detiene y está desplegando a toda velocidad su programa político conservador”, también en materia de migraciones o derecho penal, dijo Schwinn. 

El organismo se encuentra así al frente de la “guerra cultural” que divide al país en dos campos aparentemente irreconciliables. 

El presidente demócrata Joe Biden ha denunciado a la corte por su “ideología extremista”, mientras el secretario de Justicia, Merrick Garland, muy apegado a la independencia de los jueces, ha manifestado su disconformidad con sus últimas decisiones. 

“El hecho de que el Ejecutivo ya no se incline cortésmente ante lo que considera un organismo ilegítimo es parte de la crisis de confianza en la corte”, comentó Tracy Thomas, profesora de derecho constitucional en la Universidad de Akron. 

Tensiones internas

Los tres jueces progresistas de la Corte han disentido enérgicamente con las sentencias más recientes del tribunal, incluso omitiendo el término “respetuosamente” del rigor ordinario en sus escritos. 

La mayoría del organismo canceló el derecho al aborto “por una sola razón: porque siempre lo han despreciado y ahora tienen suficientes votos para deshacerse de él”, señalaron esos magistrados, temiendo que ahora sean cuestionados otros derechos, como el matrimonio de parejas del mismo sexo o la anticoncepción. 

Una prueba del clima que reina en la corte es que el anteproyecto sobre el aborto fue filtrado en mayo, cuando la Corte Suprema es conocida por proteger celosamente el secreto de sus deliberaciones. 

“Ello socavó la confianza entre los jueces, sus asistentes y el personal y creó un ambiente de trabajo difícil”, dijo Carl Tobias, profesor de derecho en la Universidad de Richmond. 

Según él, la corte también está siendo afectada por revelaciones sobre el papel que jugó Ginni Thomas, esposa del juez conservador Clarence Thomas, en la cruzada poselectoral liderada por Donald Trump. 

“Todavía no se sabe” si ella participó en los intentos de los trumpistas de impugnar el resultado de las elecciones, pero el hecho de que su esposo fuera el único que pretendió trasladar esa batalla a la corte es “inquietante”, señala el experto. 

A pesar del descontento dentro y fuera de sus muros, el alto tribunal no va a corregir su rumbo, sobre todo porque los llamados a reformarlo parecen condenados al fracaso. “Ahora que ha empezado a reducir derechos, ¿qué podría impedirle continuar?”, se pregunta Tobias.

osd

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Internacional

Trump asegura que su residencia en Florida fue “allanada” por el FBI

Trump la consideró “un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024”

Publicado

El

Por

Trump
Foto: Especial

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que su residencia en Florida estaba siendo “allanada” por agentes del FBI en lo que calificó como un acto de “mala conducta procesal”.

Te recomendamos leer: ¡Joe Biden libra el Covid! Da negativo a la prueba; continuará en aislamiento

“Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, dijo en un comunicado publicado en su red social Truth.

“Es una mala conducta procesal”, dijo Trump y la consideró “un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024”.

TFA

Seguir Leyendo

Internacional

Opiniones dispares entre la población china sobre la crisis con Taiwán

Los expertos creen que la población está mayoritariamente a favor de la reunificación con Taiwán y no aceptaría la independencia de la isla bajo ninguna circunstancia

Publicado

El

Por

foto:pixabay

La ira de China por la visita a Taiwán de la congresista estadounidense Nancy Pelosi despertó el fervor nacionalista de algunos internautas chinos, pero en las calles las opiniones son más dispares.

China lanzó en respuesta a la visita de Pelosi las maniobras más importantes de su historia en torno de Taiwán y suspendió su cooperación con Estados Unidos sobre varios temas clave, incluyendo el cambio climático.

¿Pero qué piensan los chinos al respecto?

Es difícil hacerse una idea general ya que las autoridades controlan estrictamente los debates en internet, con un sistema de censura que borra las publicaciones más negativas sobre la política del gobierno.

Los expertos creen que la población está mayoritariamente a favor de la reunificación con Taiwán y no aceptaría la independencia de la isla bajo ninguna circunstancia.

Los internautas más extremistas llaman a lanzar una guerra, pero en las calles, las personas con las que habló la AFP, son más moderadas, y esperan sobre todo un regreso a la calma.

“No me preocupa mucho porque pienso que no habrá (una guerra) (…). El que utilice primero la fuerza cometerá un error”, estima Zhao, un chino que solo dio su apellido.

El gobierno chino considera a Taiwán — en donde los nacionalistas chinos se refugiaron cuando Mao Zedong y los comunistas tomaron el poder en China en 1949 — como una provincia que algún día será reunificada con el resto de su territorio, si es necesario por la fuerza. Este objetivo es compartido por gran parte de la población.

“Muchos chinos esperan un día una reunificación con Taiwán. Es una idea que nos inculcaron desde niños y que se considera como políticamente correcta”, explica Zhao, de 29 años.

“Pero hay muy pocos debates en profundidad sobre el tema, ya que internet no permite una variedad de opiniones y las conversaciones en la vida real acaban fácilmente en peleas”, añade.

“Fuerza militar”

Para David Sacks, investigador del grupo de reflexión estadounidense Council on Foreign Relations, la visita de Pelosi no podía caer en peor momento para el presidente chino Xi Jinping.

El mandatario quiere forjarse, ante sus compatriotas, una imagen de fuerza y estabilidad antes del 20º Congreso del Partido Comunista, que debería, salvo sorpresas, concederle un tercer mandato.

“Es probable que Xi sintiera que tenía que actuar, por miedo a verse débil o pasar por alguien que no tiene bajo control la relación (sino-estadounidense), la más importante para China”, explica Sacks, entrevistado por la AFP.

La magnitud de las maniobras militares enorgullece a la población, pero esto no implica necesariamente un apoyo incondicional al gobierno. 

“La gente está orgullosa, pero sobre todo de la fuerza militar de China”, estima Zhao. “Rara vez mencionan a los dirigentes”, añade.

“No creo que esta situación cambie la forma en que la gente ve a nuestros líderes”, opina Guo, otra habitante de Pekín, de 27 años, que también dio sólo su apellido.

Los dirigentes “tampoco necesitan el apoyo del pueblo, no son elegidos por una elección” por sufragio universal, señala.

“Batalla”

Según Jocelyn Chey, exdiplomática australiana y profesora en la universidad de Sídney, las sanciones comerciales contra Taiwán y las maniobras militares “son bien acogidas” por la población china.

Pero se producen en un momento en el que el gigante asiático atraviesa un período de crisis por los más de dos años de restricciones para frenar el covid-19, con una población cansada de los confinamientos sucesivos y el cierre de las fronteras internacionales, dice.

También se muestran críticos quienes, guiados por su fervor nacionalista, estiman que China no respondió con la suficiente dureza, subraya David Sacks.

Esto significa, según Sacks, que las autoridades chinas seguirán calibrando su respuesta y la intensificarán si es necesario.

“A menos que la situación se vaya realmente de las manos, y aunque la respuesta de Xi haya provocado reacciones negativas, no creo que amenace en absoluto su posición en el próximo Congreso del Partido”, sostiene el investigador.

Sin embargo, algunos están preocupados por el alcance de la disputa sobre Taiwán.

“Antes de esto, algunas personas de mi entorno pensaban que la reunificación pacífica podía lograrse porque era una cuestión entre nosotros y Taiwán”, dice Luo, habitante de la ciudad de Guangzhu (sur). 

“Pero con la implicación estadounidense, algunas personas están empezando a verlo como una batalla con Estados Unidos”, agrega.

osd

Seguir Leyendo

celebridades

¡Aguas! Fan golpea en la cara a Lady Gaga con un Dr. Simi  

Lanzar un Dr. Simi es una forma de enviar mensajes a quien está en el escenario, sin embargo, en esta ocasión la ocurrencia se salió de control

Publicado

El

Foto: @PReggaetonera /Twitter

En esta ocasión le tocó a Lady Gaga, ser parte de la tradición mexicana de lanzar un peluche del Dr.  Simi cuando un artista está dando un concierto; la cantante fue golpeada en la cara mientras interpretaba “Hold My Hand”, en Toronto.

Lanzar un Dr. Simi es una forma de enviar mensajes a quien está en el escenario, sin embargo, la ocurrencia se salió de control cuando un mexicano asistió a un concierto de Lady Gaga, y al arrojarle el muñeco de peluche la golpeó en la cara.

Al momento del incidente, la estrella continuó cantando ‘Hold my Hand’ sin detenerse y sin hacer de cuenta que un objeto la acababa de golpear.

Te podría interesar: Lady Gaga llega a la secuela de “Joker” ¿Será Harley Quinn?

El hecho que ha generado varias reacciones ya entre los usuarios de las redes sociales ocurrió cuando Lady Gaga daba un concierto en Toronto, Canada, como parte de su gira “The Chromatica Ball”, para promocionar su último álbum, que lanzó el pasado mes de mayo.

Los hechos quedaron grabados en un video que rápidamente se volvió viral y que hasta ahora sigue generando memes sobre lo ocurrido, incluso, el joven que fue el creador del accidente, “Richie” ha compartido los momentos antes de lanzar el muñeco que tenia escrito mensajes para la cantante.

Cabe recordar que no es la única vez que el Dr. Simi se presenta en el escenario, pues el peluche ha estado presente en los conciertos de Coldplay, Aurora, Maroon 5, The Strokes, The Killers, Gorillaz, Chvrches, Mac DeMarco, King Gizzard & The Lizard Wizard, Los Tigres del Norte, Interpol, entre otros tantos.

CAL

Seguir Leyendo

Destacadas