Connect with us
04/10/2022 - 11:47 pm

Lo Más Reciente

Retrato Ormeta-Vladimir Putin y la guerra en Ucrania

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Publicado

El

alejandro olvera Retrato Ormeta
Foto: Especial

En su famosa biografía sobre el líder ruso Putin, el escritor francés Pons desmenuza no sólo los orígenes del presidente ruso, sino también, disgrega la forma en que ha gobernado un país tan complejo y extenso como lo es el país eslavo. Líneas de investigación que le permiten a Pons explicar el comportamiento de Putin como gobernante actual y la forma en que entiende la geopolítica, situaciones nada menores, si tenemos en cuenta que el presidente ruso inició una poderosa ofensiva para avasallar a Ucrania y con esto, escalar un conflicto armado regional a un conflicto económico, alimentario, social y político con dimensiones mundiales. La ofensiva contra los ucranianos puso en jaque las cada vez más relaciones interconectadas por la globalización al aquilatar que un problema provincial tiene repercusiones en todo el mundo.

Es cierto que Putin creció y se formó en la antigua URSS, estudio Derecho en la Universidad de Leningrado bajo la influencia de profesores con una poderosa carga nacionalista. Esta influencia lo llevo a perseguir su sueño de ingresar al servicio secreto de su país, la KGB lo recibió con los brazos abiertos y lo comisionó como analista a la convulsa Alemania Oriental, lugar en donde noto las debilidades del sistema soviético y vio con sus propios ojos cómo el muro de Berlín dividía al progreso frente a la miseria, esta última a cargo de lado soviético. Fiel testigo de la caída del muro de Berlín y de la desintegración de la URSS, se llevó una decepción profunda por su trabajo y por su gobierno, lo cual, lo llevo a buscar nuevos horizontes al lado de un antiguo profesor de la universidad.

Esta decepción marco profundamente a Vladimir, pues a su entender el mundo occidental se aprovechó de la debilidad soviética para aplastar el orgullo ruso, arrebatándole no sólo territorios, sino dejando en la total incertidumbre a un pueblo que veía como su gobierno se disolvía y la economía sufría una de las peores caídas registradas. Putin se acercó a su antiguo profesor, el cual estaba a punto de comenzar su campaña electoral para ganar la elección en su localidad y que estaba reclutando a antiguos alumnos para que lo ayudaran en su aventura, proyecto que resulto en derrota porque no ganaron la elección, pero tuvo un efecto positivo al llamar la atención del político Yeltsin que no dudo en sumar a este equipo fresco que contaba entre sus filas al buen Putin.

Lo demás es historia, el abogado Vladimir se ganó la confianza del primer presidente ruso de la época post-soviética, y fue ascendiendo en la burocracia hasta que una serie de infortunios a sus rivales políticos lo pusieron en la antesala para suceder al propio Yeltsin. De ahí, su primer mandato como presidente ruso fue del 2000-2008, periodo en el que logró un crecimiento económico impresionante para Rusia y tuvo un éxito militar contundente al invadir en pocas semanas a la débil Georgia, lo que trajo como consecuencia el crecimiento de la figura de Putin no sólo en su país, sino también en el mundo porque demostraba que los rusos seguían siendo una de las superpotencias a la que debía tomarse en serio.

Su segundo periodo comenzó en 2012 y sigue hasta la fecha en el poder producto de una serie de reformas constitucionales. Y emulando a los antiguos zares, así como a su éxito militar en Georgia, invadió a Ucrania para defender las fronteras rusas del hostigamiento de la OTAN, situación que puso en tensión absoluta al mundo por el miedo a una Tercera Guerra Mundial y porque ha traído como estragos el desplazamiento de millones de ucranianos, así como una crisis de alimentos sin precedente porque están bombardeando al granero del mundo como conocen a Ucrania. Se ve difícil que Putin se retire pronto de Ucrania, sobre todo, porque no quiere ser recordado como el presidente ruso que sufrió una estrepitosa derrota similar a la desintegración de la URSS que vivió cuando él era joven.  

Ormeta: Vaya pifia realizaron los agentes de la FGR al detener al ex procurador Jesús Murillo Karam, pues ni siquiera pudieron leerle sus derechos y ni mucho menos se diga que conocían el expediente… Bien se trató de una detención política.

CAL

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo Más Reciente

Retrato Ormeta – Ruta Brasil: A la izquierda con Lula o a la extrema derecha con Bolsonaro

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Publicado

El

alejandro olvera Retrato Ormeta
Foto: Especial

El pasado domingo, una de las mayores potencias en vías de desarrollo convocó a sus habitantes a las urnas para elegir entre otros cargos a sus gobernadores, congresistas locales, senadores, así como al próximo presidente que ocupará el cargo por los siguientes cuatro años. El país con mayor extensión territorial en América Latina decidió salir a elegir la continuidad del actual presidente de extrema derecho o dar de nueva cuenta la oportunidad a aquella izquierda progresista que tanto progreso trajo a su país hace ya más de una década. En efecto, el 49% de los votos emitidos por brasileños decidieron dar ese respaldo de nueva cuenta a Lula, mientras el 44% de los votos apuestan por darle continuidad al proyecto que actualmente encabeza Bolsonaro. Ambos candidatos que se verán de nueva cuenta las caras en la segunda vuelta electoral porque ninguno alcanzo el 50% más uno de los votos emitidos en esta estridente primera vuelta. 

Contra todo pronóstico, en Brasil habrá segunda vuelta electoral a finales de mes y todo porque Bolsonaro remontó las encuestas para evitar el escenario que hace unas semanas parecía el triunfo avasallador de Lula en la primera vuelta. Sin embargo, los movimientos estratégicos del actual mandatario, sumado a un apoyo de figuras famosas en el ámbito internacional, lograron sacar a flote una campaña que arrancaba con veinte puntos o más debajo del carismático Lula. El clima electoral subió de tensión por las declaraciones de ambos bandos, la sociedad se encuentra muy polarizada, hay un velo de desconfianza en las autoridades electorales y tenemos un país electoralmente dividido porque mientras las regiones que colindan con la costa del océano Atlántico apoyan a la izquierda, las regiones de centro colindantes con los países del continente se inclinan por seguir apoyando al actual mandatario. En resumidas palabras, Brasil se encuentra dividido entre una ideología u otra para tomar los destinos de los próximos años.

Por la parte de la extrema derecha, el presidente Bolsonaro ha apostado a un discurso incendiario para justificar sus nulos avances en todas las materias en lo que va de su actual administración. Ha encontrado pretextos externos para culpar a otros por la recesión económica brasileña, por las miles de personas fallecidas a causa del COVID-19, así como perder a la membruda clase media brasileña que en los últimos años ha pasado a engrosar las filas de la pobreza. Bolsonaro se niega a reconocer la parte de su fracaso en la actual situación social y económica de Brasil, pues señala que su agenda no ha dado los resultados deseados porque fuerzas ajenas a él se lo han entumecido. Un discurso seductor que adicional al también mensaje de seguir por la ruta de mano dura contra los criminales, de expandir puestos laborales aun a costa del medio ambiente y el de tener una agenda social conservadora son discursos que siguen levantando simpatías entre muchos de sus connacionales.

Por el otro lado, tenemos a la izquierda progresista que enarbola el ex líder sindical y ex presidente de Brasil durante el periodo de 2003-2011. Sí, Lula representa aquella agenda económica que tanto sorprendió en su momento, pues mientras apostó por un exponencial crecimiento económico también impulsó una política social para que ese crecimiento llegará a más familias brasileñas; esto es, sumo lo de pocos con éxito, crecimiento económico y distribución de riqueza. Más aún, Lula por su origen fue un férreo defensor de los derechos laborales, de las prestaciones sociales y de programas generales que impulsaron el desarrollo de las familias con abatimiento de la violencia en aquel país. Sin embargo, su legado se vio eclipsado porque su sucesora y pupila fue acusada de varios delitos de corrupción trayendo como consecuencia que el mismo Lula fuera acusado por similares delitos lo que causo que pisará la cárcel por dos largos años.

Por ende, Brasil se batirá entre elegir continuar con un régimen que ha fracasado en sus promesas de traer bienestar a su pueblo frente a un cambio que representa la ilusión de volver a ser aquel país progresista de hace una década… Frente a frente están el controvertido Bolsonaro, derechista, anti-aborto y pro-armas contra el líder sindical carismático Lula, laboralista, progresista y un aun sin arrancarse el velo de corrupción que pesa sobre él. Y en medio de esto, está el pueblo brasileño que busca salir de la crisis económica, social, de seguridad…

Ormeta: Siempre ha sido un secreto de Estado la salud de los Presidentes de México y por eso, no habrá caído nada bien que se ventilará que el presidente López Obrador tenga más enfermedades de las que pensábamos…

CAL

Seguir Leyendo

Lo Más Reciente

AMLO niega que su gobierno espíe a opositores con software Pegasus

Varios medios publicaron en los últimos días que un grupo de piratas informáticos identificado como Guacamaya extrajo información de una base de datos del Ejército

Publicado

El

AMLO

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó este martes que su gobierno espíe a opositores, tras una filtración de archivos oficiales según los cuales el Ejército intervino los teléfonos de al menos tres personas.

“El Ejército no se mete a hacer espionaje en el tiempo que llevamos nosotros. Lo que se hace es inteligencia para enfrentar a los delincuentes”, aseguró el mandatario izquierdista en su habitual conferencia de prensa.

Varios medios publicaron en los últimos días que un grupo de piratas informáticos identificado como Guacamaya extrajo información de una base de datos del Ejército, según la cual esa institución siguió utilizando el software Pegasus durante el actual gobierno, contrario a lo dicho por López Obrador el año pasado.

Entre esos objetivos figuran un periodista, un columnista de prensa y un activista de derechos humanos, cuyos teléfonos habrían sido jaqueados al menos entre 2020 y 2021, según una investigación de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y los medios Animal Político, Aristegui Noticias y Proceso.

Te recomendamos leer: Gobierno planea crear su aerolínea con una primera flota de 10 aviones

Las denuncias sobre el uso indebido de Pegasus en México se remontan a 2017, cuando México era gobernado por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), y reflotaron en julio de 2021 tras nuevas revelaciones periodísticas.

Es la primera vez que se conoce que el programa se habría utilizado también durante la gestión de López Obrador, en el poder desde fines de 2018.

El presidente negó dicho uso en medio de las filtraciones del año pasado, que señalaban que el software de fabricación israelí había sido empleado para espiarlo cuando se oponía a Peña Nieto, así como para vigilar a su familia y a unos 25 periodistas.

En total esa plataforma, que la empresa NSO vende únicamente a gobiernos, tenía registrados unos 15.000 números telefónicos en México.

López Obrador no confirmó si Pegasus sigue siendo usado por la inteligencia militar, pero anunció que el Ejército entregará un informe al respecto.

“No es cierto que se espíe a periodistas o a opositores. No somos iguales a los (gobiernos) anteriores. Hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado, ningún opositor”, insistió el gobernante, quien asegura que detrás de las filtraciones están sus adversarios políticos.

Las filtraciones de Guacamaya, que previamente alcanzaron a países como Chile, también dan cuenta de que el presidente fue sometido a un cateterismo en enero pasado por riesgo de infarto, y de supuestas denuncias de acoso sexual en las Fuerzas Armadas mexicanas.

osd

Seguir Leyendo

Lo Más Reciente

Claudia Sheinbaum señala que rehabilitar la Terminal 2 del AICM costará 400 millones

Sheinbaum dijo que el tiempo de trabajo será de 10 meses y recalcó que no se suspenderán las operaciones en la terminal aérea

Publicado

El

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, señaló que unos 400 millones de pesos se destinarán para rehabilitar la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) que presenta hundimientos.

Sheinbaum dijo que el tiempo de trabajo será de 10 meses y recalcó que no se suspenderán las operaciones en la terminal aérea.

“En este momento de acuerdo con el Instituto de Seguridad en las Construcciones de la ciudad de México no tiene grandes riesgos pero tiene necesariamente que intervenir porque si no sí tendría riesgos frente a sismos”, afirmó. Agregó que ya se iniciaron con los trabajos para arreglar las contra trabes y sellarlas.

Te recomendamos leer: Gobierno planea crear su aerolínea con una primera flota de 10 aviones

“Después de diversos estudios que se hicieron de cuál era la mejor el mejor método para resolver el problema que tiene hoy la Terminal 2 pues es mantener un relleno permanente en la zona de las oquedades entonces en este momento ya van a iniciar el sellado en las contra trabes y después va a haber una excavación y el relleno permanente”, puntualizó el jefe del Ejecutivo.

La jefa de gobierno dijo que intervención va a tener un costo de 400 millones de pesos.

“Tiene un tiempo de ejecución de 10 meses y el problema es como se diseñó el edificio y que iba a hacer un edificio que, aparte de que costó 10 mil millones de pesos, se había planeado que iba a ser demolido”, dijo.

De igual forma, aclaró que no se van a interrumpir las operaciones del Aeropuerto, de la Terminal 2 porque todo va a se por la parte baja.

osd

Seguir Leyendo

Destacadas