Connect with us
05/10/2022 - 4:10 pm

Ciencia y Tecnología

Prueba del cohete lunar de la Nasa cumple el 90% de sus objetivos

Se trata del último ensayo que efectuará la agencia estadounidense antes de la misión Artemis-1 prevista para este verano: un vuelo lunar sin pasajeros

Publicado

El

luna
Foto: AFP

El cuarto intento de la Nasa de completar una prueba crucial para el cohete que planea enviar a la Luna logró cerca del 90% de sus objetivos, indicaron sus responsables el martes, pero aún no se ha fijado una fecha de despegue. 

“Diría que estamos aproximadamente al 90% de lo que necesitamos en general”, declaró el martes a la prensa el director de la misión Artemis, Mike Sarafin.

Te recomendamos leer: SpaceX lanza una nueva tripulación a la ISS para la NASA

Se trata del último ensayo que efectuará la agencia estadounidense antes de la misión Artemis-1 prevista para este verano: un vuelo lunar sin pasajeros, al que seguirá una cápsula esta vez transportando humanos, pero probablemente no antes de 2026. 

Los equipos del Centro Espacial Kennedy lanzaron la prueba el sábado con un objetivo: llenar los depósitos del cohete SLS de combustible líquido, poner en marcha una cuenta regresiva para el despegue y simular imprevistos, y luego vaciar los depósitos. 

En los tres intentos anteriores se multiplicaron los problemas y fue imposible alimentar al cohete con cientos de miles de galones de hidrógeno y oxígeno líquidos superenfriados.

El lunes, los ingenieros consiguieron finalmente llenar los depósitos, pero también tuvieron que hacer frente a un nuevo problema de fuga de hidrógeno que no pudieron resolver.

La NASA quiere establecer una presencia permanente en la Luna y utilizarla como campo de pruebas para las tecnologías necesarias para una misión a Marte en la década de 2030.

TFA

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ciencia y Tecnología

Premio Nobel de Medicina al sueco Svante Pääbo, explorador del ADN prehistórico

El hombre de Neandertal cohabitó un tiempo con el hombre moderno en Europa, antes de desaparecer totalmente hace unos 30.000 años

Publicado

El

foto: AFP

El Premio Nobel de Medicina coronó el lunes al pionero de la paleogenética, el sueco Svante Pääbo, por la secuenciación completa del genoma de los neandertales y la fundación de esta disciplina que analiza el ADN de tiempos remotos para descifrar los genes humanos.

“Al revelar las diferencias genéticas que distinguen a todos los seres humanos vivos de los homínidos desaparecidos, sus descubrimientos han dado la base a la exploración de lo que hace de nosotros, humanos, seres únicos”, dijo el jurado del Nobel.

Gracias a la secuenciación de un hueso hallado en Siberia en 2008, pudo revelar la existencia de otro hominino diferente y desconocido hasta entonces, el hombre de Denisova, que vivía en la actual Rusia y en Asia.

De 67 años e instalado en Alemania desde hace décadas, Pääbo descubrió en 2009 que un 2% de genes había pasado de estos homininos hoy desaparecidos al Homo sapiens.

Este flujo antiguo de genes hacia el hombre actual tiene un impacto fisiológico, por ejemplo, en la forma en que el sistema inmunitario reacciona a las infecciones.

Sus trabajos habían demostrado recientemente que los enfermos de covid-19 con un segmento de ADN de Neandertal –sobre todo en Europa y en el sur de Asia– herencia de un cruce con el genoma humano hace unos 60.000 años, tienen más riesgo de padecer complicaciones graves de la enfermedad.

“Las diferencias genéticas entre el Homo sapiens y nuestros parientes más cercanos desaparecidos no se conocían hasta que fueron identificadas gracias a los trabajos de Pääbo”, añadió el comité Nobel en su decisión.

ADN deteriorado

El investigador sueco logró superar las dificultades de estudiar un ADN muy deteriorado por el tiempo, ya que tras miles de años, sólo quedan restos, altamente contaminados por bacterias o rastros humanos.

El hombre de Neandertal cohabitó un tiempo con el hombre moderno en Europa, antes de desaparecer totalmente hace unos 30.000 años.

Pääbo, oriundo de Estocolmo, recibió en 2018 en España el premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

“Vive en Leipzig (Alemania), entonces fue fácil ponerse en contacto con él, no dormía”, explicó Thomas Perlmann, secretario del comité Nobel.

“Se quedó sin palabras, muy feliz, me preguntó si podía decírselo a su mujer, le dije que sí. Estaba increíblemente contento”.

Su padre, Sune Bergström, ya recibió el Nobel de Medicina en 1982 por sus hallazgos sobre las hormonas. Svante Pääbo lleva el apellido de su madre, la química estonia Karin Pääbo.

El premio se acompaña de una recompensa de 10 millones de coronas (unos 900.000 dólares).

Al Nobel de Medicina, le seguirán el de Física el martes, Química el miércoles y, los más esperados, de Literatura el jueves y de la Paz el viernes (en Oslo).

El Nobel de Economía, de creación más reciente, cierra la temporada de 2022 el lunes próximo.

Con este 113º Nobel de Medicina, son 226 individuos los que han logrado el galardón desde su creación, entre ellos 12 mujeres. Ninguna organización ha sido recompensada, ya que está prohibido en el reglamento del Instituto Karolinska que otorga los premios. 

Dominación masculina

El año pasado, el galardón recayó en los estadounidenses Ardem Patapoutian y David Julius por sus descubrimientos sobre la manera cómo el sistema nervioso transmite la temperatura y el tacto.

Investigadores estadounidenses o instalados en Estados Unidos, de sexo masculino, dominan ampliamente los Nobel científicos de las últimas décadas, pese a los esfuerzos de los jurados para consagrar a más mujeres.

Para el Nobel de Literatura el jueves, los críticos interrogados por AFP se inclinan por un nombre más conocido, tras dos galardonados más discretos, la poetisa estadounidense Louise Glück en 2020 y el novelista británico de origen tanzano Abdulrazak Gurnah el año pasado.

La estadounidense Joyce Carol Oates, la francesa Annie Ernaux, la rusa Ludmila Ulitskaia o la canadiense Margaret Atwood ratificarían los esfuerzos de paridad del jurado en los últimos años.

Pero sería el premio de la Paz el que tendría más impacto este año.

¿Tras haber galardonado a dos periodistas, el ruso Dmitri Muratov y la filipina Maria Ressa, el comité noruego dará un premio anti-Putin tras la invasión de Ucrania?

Nunca desde la Segunda Guerra Mundial, un conflicto interestatal había ocurrido tan cerca de Oslo.

La Corte Penal Internacional (CPI), encargada de investigar los crímenes de guerra en Ucrania, así como la Corte Internacional de Justicia, también con sede en Países Bajos, suenan entre las candidatas. También el opositor ruso preso Alexéi Navalni o la opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya.

osd

Seguir Leyendo

Ciencia

NASA volverá a tratar de lanzar megacohete a la Luna en noviembre

Artemis es el nuevo programa clave de la NASA para permitir a los humanos volver a la Luna, entre ellos a la primera mujer y persona de color

Publicado

El

Por

NASA volverá a tratar de lanzar megacohete a la Luna en noviembre
Foto: AFP

La NASA declaró el viernes que volverá a tratar de lanzar su megacohete hacia la Luna en noviembre, sin anunciar una fecha precisa para el muy retrasado despegue de la misión Artemis 1.

La agencia espacial estadounidense anunció prepararse para el “despegue de Artemis 1 en el periodo de lanzamiento que se abre el 12 de noviembre y se cierra el 27 de noviembre”.

“En los días que vienen”, funcionarios “identificarán una fecha específica para el próximo intento de despegue”, señaló en un blog.

Te puede interesar: De nuevo NASA suspende misión Artemis 1 a la Luna

Hasta el momento la agencia no había cerrado por completo la puerta a una tentativa en octubre.

Pero el cohete SLS, el más poderoso construido por la NASA, debió ser resguardado en su edificio de ensamblaje, en el centro espacial Kennedy, del huracán Ian, que devastó algunas zonas de Florida.

El cohete no recibió “ningún daño”, precisó la agencia espacial.

Pero “concentrar los esfuerzos” en noviembre permitirá a los empleados de la NASA “ocuparse de sus familias y sus casas tras la tempestad”.

Antes de proceder a un nuevo intento, los equipos deberán realizar numerosas verificaciones, y cambiar o cargar las baterías de algunos elementos.

La NASA ya ha abortado dos intentos de despegue del cohete, a finales de agosto y septiembre, por problemas técnicos.

Te puede interesar: La Luna y más allá: programa Artemis de la NASA

Artemis es el nuevo programa clave de la NASA para permitir a los humanos volver a la Luna, entre ellos a la primera mujer y persona de color.

Cincuenta años después de la última misión del programa Apolo, Artemis 1 no llevará tripulación. Debe servir para verificar que la cápsula Orion, en la cima del cohete, es segura para llevar astronautas en el futuro.

XT

Seguir Leyendo

Ciencia

Misión cumplida: nave de la NASA choca contra un asteroide para desviarlo

La nave se estrelló a más de 20 mil kilómetros por hora contra su objetivo

Publicado

El

Por

Foto: @NASA/Twitter

Misión cumplida. La nave espacial enviada por la NASA para desviar la trayectoria de un asteroide impactó este lunes su objetivo, como parte de una novedosa prueba de “defensa planetaria” que debería permitir proteger mejor a la humanidad de una eventual colisión devastadora con un objeto cósmico.

La nave, más pequeña que un automóvil, se estrelló a más de 20 mil kilómetros por hora contra su objetivo, al que alcanzó a la hora prevista, las 23:14 horas. 

Y los equipos de la NASA, reunidos en el centro de control de la misión en Maryland, estallaron de felicidad ante las imágenes espectaculares del asteroide Dimorphos acercándose hasta poco antes del impacto.

Te podría interesar: Nave de la NASA lista para estrellarse contra un asteroide para desviar su trayectoria

En la transmisión en vivo se podían distinguir claramente las rocas en la superficie gris del asteroide situado a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra.

“Nos embarcamos en una nueva era, en la que tenemos potencialmente la capacidad de protegernos de un impacto de asteroide peligroso”, declaró Lori Glaze, directora de ciencias planetarias de la NASA.

Dimorphos mide unos 160 metros de diámetro y no representa ningún peligro para nuestro planeta. Es en realidad el satélite de otro asteroide más grande, Didymos, alrededor del cual giraba en órbita en 11 horas y 55 minutos. La NASA buscaba reducir su órbita en unos 10 minutos para acercarlo a Didymos.

Serán necesarios varios días o quizá semanas para que los científicos puedan confirmar que la trayectoria del asteroide realmente cambió, y lo harán gracias a telescopios en la Tierra que observarán el cambio de brillo cuando el pequeño asteroide pase delante o detrás del grande.

Aunque el objetivo sigue siendo modesto en comparación con el de películas de ciencia ficción como “Armageddon”, esta misión de “defensa planetaria” bautizada como Dart (dardo) permite a la NASA entrenarse en caso de que un gran asteroide amenace un día con impactar la Tierra.

Cámara integrada

La nave viajó durante diez meses desde su despegue en California.

Para alcanzar un objetivo tan pequeño, se dirigió de forma autónoma durante las últimas cuatro horas del viaje, como un misil autoguiado. 

Tres minutos después del impacto, un satélite del tamaño de una caja de zapatos, llamado LICIACube y lanzado por DART hace unos días, debía pasar a unos 55 km del asteroide para capturar imágenes de la colisión, que serán enviadas a la Tierra en las próximas semanas y meses. 

El evento también debía ser observado por los telescopios espaciales Hubble y James Webb, que deberían poder detectar una brillante nube de polvo. 

Todo esto servirá también para comprender mejor la composición de Dimorphos, representativo de una población de asteroides bastante comunes, y por tanto medir el efecto que esta técnica, denominada impacto cinético, puede tener sobre ellos.

Desconocidos

Los asteroides han sorprendido a los científicos en el pasado. 

En 2020, la sonda estadounidense Osiris-Rex se hundió mucho más de lo esperado en la superficie del asteroide Bennu. 

Actualmente se desconoce la porosidad de Dimorphos. “Si el asteroide responde al impacto de DART de una manera totalmente imprevista, en realidad podría llevarnos a reconsiderar hasta qué punto el impacto cinético es una técnica generalizable”, señaló Statler. 

Ninguno de los asteroides conocidos amenaza a la Tierra durante los próximos 100 años.

En sus inmediaciones se han catalogado cerca de 30 mil asteroides de todos los tamaños, a los que les llama objetos cercanos a la Tierra, es decir que su órbita cruza la órbita terrestre.

Los de un kilómetro o más han sido avistados casi todos, según los científicos. Pero estiman que solo conocen alrededor del 40% de los asteroides que miden 140 metros o más, capaces de devastar una región entera. 

“Nuestro trabajo más importante es encontrar” a los que faltan, dijo Lindley Johnson, agente de defensa planetaria de la NASA. 

Cuanto antes se detecten, más tiempo tendrán los expertos para determinar la mejor manera de defenderse de ellos. 

Pero la misión DART es un primer paso crucial, dijo Johnson: “Es un momento muy emocionante (…) para la historia espacial, e incluso para la historia de la humanidad”.

CAL

Seguir Leyendo

Destacadas