Connect with us
30/11/2022 - 4:30 am

Deportes

Estos son los récords que Lionel Messi aspira romper en el Mundial de Catar

¿Cuántas de estas marcas podrá romper Messi?

Publicado

El

Estos son los récords que Lionel Messi aspira romper en el Mundial de Catar
Foto: AFP

A sus 35 años, la lista de récords batidos por Lionel Messi a lo largo de su carrera es tan larga como impresionante. En el Mundial de Catar-2022, que arranca este domingo, el astro albiceleste puede seguir ampliándola.

Estos son algunas de las principales marcas que Messi aspira a quebrar en este torneo:

Número de participaciones en el Mundial

Es la más sencilla y a la que puede llegar, salvo lesión de última hora, el martes 22 en el estreno argentino ante Arabia Saudita en Lusail: Messi tomará parte formalmente en su quinta fase final mundialista, alcanzando el récord.

Hasta Catar-2022, solo cuatro jugadores han disputado cinco Mundiales: el alemán Lothar Matthaüs (1982, 1986, 1990, 1994, 1998), el italiano Gianluigi Buffon (1998, 2002, 2006, 2010, 2014) y los mexicanos Antonio Carbajal (1950, 1954, 1958, 1962, 1966) y Rafa Márquez (1998, 2002, 2006, 2010, 2014).

Messi se uniría a esa selecta lista, como puede hacer también el gran rival de su carrera, Cristiano Ronaldo, el jueves 24 en el primer partido de Portugal en Catar-2022, frente a Ghana.

En la clasificación donde sí se colocaría como plusmarquista en solitario es en la de jugador argentino con más participaciones mundialistas, ya que ahora comparte el récord igualado a cuatro con Diego Maradona, que jugó los torneos en 1982, 1986 y 1990, además de su salida dolorosa de la edición de 1994 por un control antidopaje positivo, y Javier Mascherano, que compartió plantel con Messi en las Copas del Mundo entre 2006 y 2018.

Partidos jugados en Mundiales

En sus cuatro participaciones anteriores, Messi disputó 19 partidos en el torneo, lo que le deja al alcance la posibilidad de llegar en Catar al récord, que ostenta Matthaüs con 25.

Si las lesiones le respetan y Lionel Scaloni no le da descanso, Messi alcanzaría la plusmarca del alemán si Argentina llega a semifinales en este Mundial. Allí jugaría su sexto partido del torneo y llegaría a un total de 25.

Fijaría un nuevo récord, ya quedando en solitario, unos días después en la final o en el partido por el tercer puesto.

Por detrás de Matthäus en ese ranking están su compatriota Miroslav Klose (24 de 2002 a 2014) y el italiano Paolo Maldini (23 de 1990 a 2014). Con llegar a octavos de final, Messi podría alcanzar por lo tanto en el podio simbólico de esta clasificación al mítico exdefensa del AC Milan y de la Azzurra.

Más sencillo es que Messi se convierta en Catar en el jugador argentino que más partidos ha jugado en Mundiales, ya que únicamente le superan antes del torneo dos hombres, Diego Maradona (21) y Javier Mascherano (20). Con que Messi dispute los tres partidos de la Albiceleste en el grupo C, ante Arabia Saudita, México y Polonia, el astro del París Saint-Germain conseguirá ese récord.

Número de goles marcados

La pendiente de la montaña comienza a complicarse para el alpinista Lionel. En el pasado logró seis goles en fases finales de la Copa del Mundo, lo que le deja todavía lejos del récord total de tantos, que ostenta Miroslav Klose con 16.

Necesita por lo tanto diez goles en Catar-2022 para alcanzarle y once para superarle. La misión es difícil pero no imposible: en el pasado, el francés Just Fontaine logró 13 tantos en Suecia-1958 y el húngaro Sandor Kocsis 11 en Suiza-1954.

Más al alcance está ser el jugador argentino más goleador en este torneo, ya que el récord lo tiene Gabriel Batistuta, con 10 dianas.

¿El primero con dos Balones de Oro del Mundial?

En el Balón de Oro de la revista France Football, el prestigioso galardón que reconoce cada año al mejor futbolista del planeta, Messi lidera con un total de siete.

En Brasil-2014, donde Messi estuvo más cerca del título al llegar hasta la final, fue galardonado con el Balón de Oro a mejor jugador de ese Mundial.

Si Messi termina Catar-2022 como el mejor, se convertirá en el primero en lograr dos veces ese reconocimiento, ya que desde que la FIFA lo entrega oficialmente, desde el Mundial de España, ninguna estrella logró repetir.

Los premiados en el pasado fueron Paolo Rossi (ITA, 1982), Diego Maradona (ARG, 1986), Salvatore Schillaci (ITA, 1990), Romario (BRA, 1994), Ronaldo (BRA, 1998), Oliver Kahn (GER, 2002), Zinedine Zidane (FRA, 2006), Diego Forlán (URU, 2010), Lionel Messi (ARG, 2014) y Luka Modric (CRO, 2018).

XT

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Inglaterra derrota a Gales con un Rashford estelar; le espera Senegal en octavos

Inglaterra impuso su calidad desde el inicio, ante un equipo más físico como Gales, al que solo un milagro clasificaba a octavos

Publicado

El

Por

Foto: AFP

Inglaterra, muy superior a su vecino Gales, se impuso este martes en Doha en el duelo británico por 3-0, con actuación decisiva de Marcus Rashford, terminando en primera posición del Grupo B del Mundial, tras lo que le espera Senegal en octavos.

Rashford, que logró un doblete, participó en los tres goles. Anotó el primero de tiro libre (50), mientras que en la siguiente jugada robó un balón en una acción que terminó con un tanto de Phil Foden (51).

Para clausurar una noche redonda, marcó el tercer gol en una jugada personal en la que se deshizo de la defensa galesa (68).

Te podría interesar: EU clasifica a octavos al vencer 1-0 a Irán en un tenso duelo

Con este triunfo, Inglaterra encabezó la llave, con siete puntos, seguida, con cinco, de Estados Unidos, que derrotó a Irán por 1-0, y que se medirá en octavos a Países Bajos, que terminó líder del Grupo A.

Inglaterra impuso su calidad desde el inicio, ante un equipo más físico como Gales, al que solo un milagro clasificaba a octavos. Pero estaba el orgullo de ganar en un Mundial a su vecino británico.

Los miles de galeses presentes en el estadio Ahmad Bin Ali de Doha pusieron el alma en cantar el himno de su país, ‘La tierra de mis padres’, con tanta pasión, que parecía que se iban a quedar afónicos.

Gran dominio inglés

En su segundo Mundial, el primero desde Suecia-1958, en la única vez que estuvieron, se enfrentaban a sus vecinos, a los que no ganan desde 1984.

Pero el dominio inglés era asfixiante, con un 77% de posesión en los primeros 20 minutos, aunque no se traducía en goles ante una defensa galesa de cuatro bien ordenada.

Pero con ese dominio arrollador, las ocasiones no llegaban, con excepción de una muy clara en el minuto 9, cuando en un pase al hueco, Rashford encontró espacio entre la agrupada defensa rival para quedarse solo ante el portero.

Aunque el guardameta Danny Ward adivinó la intención del delantero del Manchester United y rechazó su remate. 

Con las líneas de defensa y del centro del campo muy juntas y encerrados en su terreno, Gales conseguía defender muy bien, sin ofrecer casi oportunidades a Inglaterra, pero al mismo tiempo se antojaba como un milagro que los Dragones ganaran.

Inglaterra pareció encontrar más espacios en la parte final del primer tiempo, con una bella jugada que terminó con un disparo alto de Foden (38) y en un remate de chilena de Rashford (39) que se marchó fuera.

Bale, sin recibir balones, deambulaba por el terreno, mientras su equipo por primera vez a puerta en el descuento, con un disparo dentro del área por parte de Joe Allen, que se marchó alto. 

Bale sustituido

Y el técnico Rob Page decidió cambiar a Bale tras el descanso y dar entrada a Brennan Johnson.

Al inicio de la reanudación fue precisamente Rashford, el gran protagonista de la primera parte, quien cambió el rumbo del partido.

Primero, el jugador del United coló con un tiro libre magistral el balón en las redes galesas (50), marcando el 1-0, y después robó un balón al lateral izquierdo galés Ben Davies, llegando rebotado a Harry Kane, que centró desde la derecha para que Foden anotara desde cerca (51).   

Te podría interesar: Ecuador recibe un baño de realismo ante Senegal y queda eliminado del Mundial

Con el partido solucionado llegó una jugada magistral de Rashford por la derecha, sin que la pararan los defensas galeses, se metió en el área y batió a Ward por bajo (68).

Rashford, que lleva tres goles en el Mundial, al haber anotado uno en la goleada en el debut ante Irán (6-2), sería sustituido en el minuto 76.

El joven jugador inglés se podía sentir satisfecho. Misión cumplida. Gracias a él, Inglaterra aseguró el primer puesto del grupo.

CAL

Seguir Leyendo

Deportes

EU clasifica a octavos al vencer 1-0 a Irán en un tenso duelo

Pulisic, delantero del Chelsea, anotó en el minuto 38 el gol de un triunfo imprescindible para EU

Publicado

El

Por

Foto: AFP

Con un gol de su figura Christian Pulisic, Estados Unidos logró el martes una angustiosa victoria 1-0 ante Irán en un duelo de alta tensión que selló su clasificación a los octavos de final del Mundial de Catar.

Pulisic, delantero del Chelsea, anotó en el minuto 38 el gol de un triunfo imprescindible para que Estados Unidos, que concluyó en segundo lugar del Grupo B, se citara con Países Bajos en el cruce de octavos del sábado.

Inglaterra (7 puntos), que venció 3-0 a Gales (1), finalizó en la primera posición del grupo, seguida de Estados Unidos (5), Irán (3) y Gales (1).

Te podría interesar: De la maldición a un milagro, México define su futuro ante Arabia Saudita

El gol de Pulisic, que sufrió un fuerte choque en esa acción por el que fue sustituido, resolvió un partido envuelto en una fuerte carga política pero que se desarrolló sin incidentes entre los futbolistas, que se saludaron amistosamente antes del pitido inicial.

El estadio Al Thumama, con 42 mil 127 aficionados en las gradas, fueron una olla a presión, sin un segundo de respiro en las gradas, en un ensordecedor ambiente mezcla de tensión mundialista y de décadas de enemistad política.

A Estados Unido solo le servía la victoria para avanzar mientras a Irán podía bastarle con un empate para clasificar a sus primeros octavos de final.

Además de su trascendencia futbolística, el partido estaba rodeado de tensión por el conflictivo historial entre ambos países, que rompieron relaciones diplomáticas después de la Revolución Islámica en Irán de 1979, y por las actuales protestas contra el régimen de Teherán motivadas por la muerte de una joven en custodia policial.

Los jugadores iraníes volvieron a entonar sin entusiasmo su himno nacional, como ya hicieron en su segundo partido. En su estreno frente a Inglaterra se negaron a hacerlo, en un gesto interpretado como de solidaridad con las manifestaciones duramente reprimidas en su país.

Para el equipo estadounidense, ausente en Rusia-2018, el juego tenía también una enorme importancia, decidido como está a brindar una inyección de ilusión a su país de cara al Mundial que coorganizará en 2026.

El propio presidente Joe Biden envió un mensaje de apoyo a sus futbolistas antes del juego: “Todos estamos detrás suyo”.

El inicio del juego dio paso a una abrumadora e incesante sinfonía de vuvuzelas, pitidos y cánticos. 

En la pugna por dominar el ambiente, los aficionados iraníes, ruidosa mayoría en las tribunas, trataban de apagar los gritos de ‘USA’ cada vez que emergían.

Estados Unidos, que se siente más cómodo concediendo la iniciativa y explotando la verticalidad de sus jóvenes jugadores, tenía el reto de construir juego y oportunidades.

Taquicárdico final

Bajo el mando de Adams y McKennie en el centro del campo, la escuadra norteamericana lograba combinar con facilidad hasta el área rival pero no capitalizó las primeras opciones de Yunus Musah Pulisic y Tim Weah.

Irán apenas dio un pequeño susto en el minuto 20 con un balón a la espalda del central Cameron Carter-Vickers, gran novedad del once inicial, pero su compañero Tim Ream logró interponerse en la carrera del peligroso Sardar Azmoun.

Los avances estadounidenses lograron frutos en el minuto 38 con un servicio largo de McKennie a la irrupción por la derecha de Sergiño Dest, que centró con la cabeza a la llegada por el centro de Pulisic, que alcanzó a remachar antes de chocar con fuerza contra el arquero Alireza Beiranvand.

Futbolistas y aficionados estadounidenses festejaron a lo grande el gol mientras Pulisic, apodado ‘Capitán América’ por las veces que ha salvado a su equipo, era atendido en el suelo por el golpe.

El delantero, que quiere reivindicarse en Catar después de meses complicados en el Chelsea, volvió al césped tras anotarse su primer gol mundialista pero fue sustituido en el descanso.

A la vuelta del vestuario, el veterano técnico Carlos Queiroz mandó a Irán adelantar líneas y no tardó en poner en problemas a la pareja de centrales norteamericana, que nunca había jugado junta.

Te podría interesar: Ecuador recibe un baño de realismo ante Senegal y queda eliminado del Mundial

El recién ingresado Saman Ghoddos tuvo dos grandes oportunidades casi consecutivas, primero con un cabezazo alto tras ganarle la posición a Dest y después con una volea de primera que salió rozando el palo.

Aferrándose al resultado que buscaba, Estados Unidos realizó cambios defensivos para atrincherarse pero no pudo evitar dos últimos grandes sustos en el descuento con un cabezazo de Morteza Pouraliganji que rozó el palo y un penalti reclamado por Mehdi Taremi.

Estados Unidos sobrevivió al taquicárdico final y regresará a los octavos de final de la mano de la generación más prometedora de su historia.

CAL

Seguir Leyendo

Deportes

Portugal saca boleto a octavos de final y deja a Uruguay con la soga al cuello

De esta manera Portugal llegó a seis puntos y se unió a Francia y Brasil en octavos de final, mientras que Uruguay quedó sumamente comprometido con una sola unidad

Publicado

El

Por

Foto: AFP

Un doblete de Bruno Fernandes le dio a Portugal un triunfo el lunes por 2-0 sobre Uruguay y el boleto anticipado a octavos de final del Mundial de Qatar-2022, mientras que la ‘Celeste’ se complica el pase a los cruces.

El volante del Manchester United abrió la cuenta de manera fortuita a los 54 minutos, cuando buscó con un centro a Cristiano Ronaldo, que saltó a cabecear pero no tocó el balón y con ese movimiento desconcertó a un lento portero celeste Sergio Rochet.

A los 90+3, con un penal señalado por el VAR por mano de Josema Giménez, Bruno Fernandes liquidó el partido, que se jugó en el estadio Lusail de Doha ante 88 mil 668 espectadores, por la segunda fecha del Grupo H.

Te podría interesar: FIFA levanta la suspensión a la Federación Keniana de fútbol

De esta manera Portugal llegó a seis puntos y se unió a Francia y Brasil en octavos de final, mientras que Uruguay quedó sumamente comprometido con una sola unidad.

Más temprano, Ghana venció a Corea del Sur por 3-2 y trepó al segundo lugar, con tres puntos.

Ghana enfrentará a Uruguay el viernes en el cierre de la fase de grupos en el escenario ideal para tomarse venganza de la recordada derrota en penales (4-2) ante la Celeste en cuartos de final de Sudáfrica-2010.

A los africanos les bastará con un empate, mientras que la Celeste solo le sirve la victoria y esperar que Corea del Sur no gane a la ‘Seleçao’ y, si lo hace, por qué diferencia de goles, ya que los asiáticos tienen -1 y los sudamericanos -2.

Dominio estéril

El once europeo se fue adueñando de a poco del balón, con un William Carvalho imperial en mitad del campo.

El volante central de 30 años, nacido en Luanda (Angola), y que juega en el Betis, recuperaba los tibios intentos de la Celeste por progresar y absorbió a Fede Valverde.

La Celeste se fue recostando cerca de su área y le cedió la iniciativa a su rival, en el que Cristiano Ronaldo se mostraba movedizo, pero no era bien asistido.

Joao Felix y Bruno Fernandes tampoco aparecían y entonces el trámite se volvió monótono, anunciado.

Portugal tenía el balón, lo movía de un lado al otro en mitad del campo pero no pisaba el área charrúa.

La Celeste se sentía cómoda, esperaba agazapada su oportunidad. Esta llegó a los 32, cuando Rodrigo Bentancur tomó un balón en su campo, salió despedido hacia el área lusa, dejó a dos rivales por el camino en la media luna y el portero Diogo Costa le achicó y le tapó el remate.

El volante del Tottenham, que a los seis minutos recibió la amarilla de parte del árbitro iraní Alireza Faghani, comandaba la presión sobre la salida portuguesa y los llevaba a jugar para atrás.

Cinco minutos más tarde el lateral Nuno Mendes, que había estado en duda por una dolencia, cayó sólo al piso y pidió el cambio. 

Mendes, que se retiró llorando de la cancha directo al vestuario, fue sustituido por Raphael Guerreiro.

Apareció Bruno

Sobre los 50 minutos el encuentro se detuvo porque un individuo con una bandera arcoíris y una camiseta con un mensaje a favor de las mujeres iraníes y en contra de la invasión rusa en Ucrania invadió el campo de juego, constataron periodistas de la AFP.

Te podría interesar: Hombre con una bandera arcoíris entra a la cancha del Portugal vs Uruguay

Después de atravesar la cancha en dos ocasiones corriendo, fue detenido por la seguridad el estadio y escoltado con tranquilidad por los agentes, constataron los periodistas.

Este suceso se produce en un contexto de fuertes críticas a Qatar, organizador del Mundial, por el incumplimiento de derechos fundamentales, sobre todo en relación con el colectivo LGBT+, en un país en el que la homosexualidad está perseguida judicialmente.

Eso pareció despertar a Bruno Fernandes, que cuatro minutos después, casi sin querer, abrió el tanteador y guio el camino de Portugal a octavos de final.

CAL

Seguir Leyendo

Destacadas